LA INDEPENDENCIA NACIONAL Y EL "SI JURO" DE SANTIAGO DEL ESTERO

 María Cecilia Rossi

Claves para Comprender la Historia - Horizonte Bicentenario (2010-2016) - Año VI - Numero 52 - Julio de 2016 - ISBN 1852-4125

 

El 24 de marzo de 1816 el Congreso de la Independencia, iniciaba oficialmente sus sesiones en San Miguel de Tucumán, en la casa de Doña Francisca Bazán de Laguna, construída en la década de 1760 con un formato típicamente colonial. Varios cañonazos anunciaron la aurora del día tan esperado. Y no era para menos la alegría de todo un pueblo que estuvo cinco días de festejos dándole la bienvenida a la tan anhelada independencia.

La situación internacional era la más complicada que se había vivido desde los procesos iniciales de la emancipación. El rey Fernando VII había recuperado el trono español y con ello la restauración absolutista española trajo la firme decisión de recuperar los territorios perdidos de América. Había formado un ejército impresionante que desembarcó en la Isla Margarita reconquistando Nueva Granada e inmediatamente Cartagena, Santa Fe de Bogotá, México, y fortaleció del ejército realista instalado en el Callao de Perú. Derrotaba así, una a una, las experiencias de autogobierno. En ése marco ya había caído Chile por la derrota del ejército patriota en Rancagua.

User Login