Blog

 

 

27 de juio de 1854 -

 La Legislatura santiagueña autoriza la compra de una imprenta para nuestra provincia con la cual se editó el primer periódico provincial “El Guardia Nacional”, cuyo único ejemplar se conserva en guarda en la Hemeroteca de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata.


Claves para comprender la Historia - Horizonte Bicentenario - Mayo 2010 Julio 2016 - Nº 24 - Año Vº - ISBN 1852 4125

----------------------------------------------------------------------------------

 

Asamblea del Año XIII - Sesión del 20 de febrero

 

Se constituye un Poder Ejecutivo Permanente y se determina la forma de su renovación.

Se ordena celebrar su instalación con regocijo público

 

La Soberana Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata, en sesión de este día, ha acordado del decreto del tenor siguiente:

Reunidos los señores Diputados para el nombramiento de los miembros que deben componer el Supremo Poder Ejecutivo y habiendo recaído la mayoría de sufragios, en las personas de D. Nicolás Rodríguez Peña, por primero individuo del Gobierno, en el Dr. D. Julián Pérez por segundo, y en la del Dr. D. Antonio Álvarez de Jonte por tercero, ha decretado ante este Soberano Cuerpo, se haga saber este nombramiento al Supremo Poder Ejecutivo, a efecto que esta misma mañana se presenten los tres sujetos electos en la sala de sus sesiones, a prestar debido juramento ante la Soberanía. Como así mismo que desde este día queda derogada la cláusula de provisorio con que se ha denominado hasta aquí.

Que la duración del Supremo Poder Ejecutivo en el ejercicio de sus funciones sea hasta la sanción de la Constitución, que debe formarse inmediatamente y que la amovilidad de sus miembros que le componen se haga cada seis meses, siendo el primero que deberá salir, el que en el orden del nombramiento fuese el último, turnándose la presidencia en el orden del nombramiento fuese el último, turnándose la presidencia en el orden inverso por los miembros del Gobierno cada un mes, y que en caso de ausencia o impedimento duradero por mas término de seis días, de algunos de los individuos de dicho Superior Poder Ejecutivo, nombrará esto Soberano cuerpo otro que lo subrogue, pero que en lo de hallarse alguno de ellos impedido por un término que no haya excedido el de seis días deba el Secretario de Estado tener voto tan solo en el caso de que entre los dos miembros existentes del Gobierno haya discordia.

Lo tendrá así entendido el Supremo Poder ejecutivo para su puntual observancia y cumplimiento.

Buenos Aires, 20 de febrero de 1813

Carlos Alvear, Presidente - Hipólito Vieytes, Diputado Secretario

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Al Supremo Poder Ejecutivo.

La Soberana Asamblea General Constituyente de las Provincias Un idas del Río de la Plata, ha acordado en sesión de este día lo siguiente:

La satisfacción que debe resultar a todos los pueblos libres de estas Provincias Unidas al ver constituida de un modo firme y duradero la autoridad suprema del Poder Ejecutivo, ha movido el soberano ánimo de esta Asamblea General a decretar, como lo hace, el que se manifieste el regocijo por esta elección de un modo público por todas las clases del Estado.

Lo tendrá entendido el Supremo Poder Ejecutivo para su más debida observancia y cumplimiento.

Buenos Aires, 20 de febrero de 1813

Carlos Alvear, Presidente - Hipólito Vieytes, Diputado Secretario

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Al  Supremo Poder Ejecutivo.

La Soberana Asamblea General constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata, ha acordado en sesión de  este día lo que sigue:

 

La satisfacción que debe resultar a todos los pueblos libres de estas Provincias Unidas al ver constituida de un modo firme y duradero la autoridad suprema del Poder Ejecutivo, ha movido el soberano ánimo de esta Asamblea General a decretar, como lo hace, el que se manifieste el regocijo por esta elección de un modo público por todas las clases del Estado.

Lo tendrá así entendido el Supremo Poder Ejecutivo para su más debida observancia y cumplimiento,

Buenos Aires, 20 de febrero de 1813

 

Carlos Alvear, Presidente – Hipólito Vieytes, Diputado Secretario

 

ventajas_historia_digital

 

LA HISTORIA DIGITAL, LOS ARCHIVOS Y LAS NUEVAS FORMAS DE INVESTIGAR

 

Desde los tiempos en que uno se limitaba a solicitar fotocopias en el archivo hasta el día de hoy, donde podemos tomar fotos con un cámaras fotográficas o con nuestros iphones o ipods, la forma de obtener reproducciones de documentos para nuestras investigaciones ha cambiado considerablemente. No se trata solo de la incorporación de nuevas formas de tecnología sino de toda una serie de transformaciones entre el archivo, el documento y los investigadores.  Los investigadores hemos sido quizás los más beneficiados con los nuevos gadgets o aparatos tecnológicos, que nos permiten ahorrar tiempo y dinero, y a la vez nos permiten tener copias más fidedignas de documentos que antes debíamos tan solo copiar a mano por horas.

Pero a menudo olvidamos que los investigadores somos tan solo una parte del circuito de preservación y difusión de documentos. ¿Qué consecuencias ha traído la masiva irrupciones de personas armadas con escaners y cámaras fotográficas a los archivos y bibliotecas? ¿Cómo se han adaptado las instituciones que custodian estos documentos y el personal que está a cargo de los mismos? En un post anterior señalé que la posibilidad de reproducir fácilmente los documentos podía desincentivar el robo de los mismos, ya que no serían documentos únicos. Pero el problema es más complejo, por supuesto, y merece cuando menos que investigadores y los encargados de resguardar el material se sienten a dialogar o debatir en foros públicos para señalar de qué manera el proceso de digitalización que vienen realizando archivos y bibliotecas así como el de los investigadores pueden encontrar terrenos en común.

El siguiente artículo de John Markoff, aparecido en The New York Times hace unos días, aborda varios puntos de esta agenda, en base a entrevistas y testimonios a diferentes personas, quienes cuentan cómo ha cambiado su forma de investigar en los últimos años.

Página 1 de 4

User Login